Babymoon

Babymoon: Dónde viajar antes que llegue el bebé

En la situación del babymoon y a pocos meses de ser uno más en casa, date un gusto y escápate solo o con tu pareja a un destino  donde tu única preocupación sea elegir dónde quieres que te den el masaje, en la espalda o en los pies.

¿Qué es una luna de miel pre-bebé? 

Unas vacaciones relajantes que se toman las parejas que están esperando un hijo.

Las mujeres embarazadas y sus parejas que optan por un viaje de descanso antes del nacimiento del bebé quizá piensen ir a un lugar cálido y soleado. Por lo general viajan cuando el embarazo está entre las semanas 14 y 28. En esa etapa tienden a sentirse bien y la probabilidad de tener al bebé prematuramente es más baja. Si la mamá y el bebé están sanos, viajar suele ser seguro hasta más o menos las 36 semanas.

Tener un hijo no significa tirar por la borda tu vida anterior, sino adaptarla a tu nueva circunstancia. Tampoco decir adiós a las cenas románticas, a los viajes en pareja o con amigos o los planes de última hora en los que no necesitas nada más que a ti mismo. Sin embargo, y aunque todo esto es posible con voluntad y mucha organización, al menos durante unos meses será complicado que te despegues de tu hijo, es mejor asumirlo.

Porque en los próximos meses vas a vivir rodeado de pañales y biberones y gran parte de tus conversaciones girarán en torno a lo duro que es no dormir, cómo aliviar los cólicos o lo rápido que crecen los niños, te proponemos que te vayas de babymoon.

RESERVE AHORA